18 marzo 2011

Galletitas de colores























Que bonitas y graciosas son estas galletas... En mi casa se utilizan para mojar con la leche y quedan muy graciosas para los niños. A mi ahijado que tiene 3 añitos le han hecho mucha gracia, además cada una tiene una forma distinta y son muy divertidas. Para todos los que tenéis niños os recomiendo que las hagáis porque les gustarán, además la receta es muy sencilla e incluso os pueden ayudar ellos mismos. Tengo que deciros que la receta está en infinidad de blogs así que no sé quién fué el pionero que las sacó a la blogosfera. En fin, yo me he basado en la receta de Canecositas, que a su vez se basó en la receta de Kanela y Limón,  visitad sus páginas porque tienen cosas muy chulas.

Necesitamos:
- 250g de harina
- 125g de mantequilla fría y cortada a tacos
- 120g de azúcar
- 1 huevo
- un pizca de sal
- 2 cucharadas de esencia de vainilla (o la esencia que tengáis o más os guste)
- colorantes para la masa (los míos eran en gel)



Preparación:
Ponemos todos los ingredientes en un bol y amasamos con ganas hasta mezclarlos y tenerlos todos bien integrados. Yo lo hice a mano pero si tenéis robot de cocina ni lo dudéis porque os irá bien.
Cuando tenemos la masa hecha, la separamos en 4 partes (o en las que queramos, tantas como colores queramos poner) y a cada una le ponemos un colorante y amasaremos para integrar.
Por cierto, cuidadito con los colorantes ya que mi dedo pulgar terminó igualito que el de Shrek, jejeje, aunque también es lo que tiene meterlo de pleno dentro del bote de colorante. Lo tuve en distintas tonalidades de verde durante tres dias, manos mal que no tenia que ir a trabajar...


Esta es una masa un poco pegajosa así que os aconsejo que cuando las tengaís ya puestas con el colorante, las envolváis con film y la dejéis reposar 3-4 horas para poderla estirar bien con un rodillo y cortar con el cortapastas que queráis.


Cuando las tengáis cortadas y previamente con el horno precalentado a 180º las meteremos unos 10 minutos, siempre vigilando porque está galletas son muy frágiles y se pueden quemar. Cuando las saquemos de horno las dejaremos enfriar en una rejilla hasta que endurezcan y luego las guardáis en una cajita. A mi me salieron bastantes galletas, por cierto llega un momento que tienes masa de todos los colores y que no te da para una galleta, así que las mezclé todas juntas y me salieron unas cuantas de colores variados.

Mirad que bonitas!!!






Cris

2 comentarios:

Me encanta saber tu opinión y gracias a ella el blog crece día a día... Mil gracias por venir a visitarme!!!

nrelate